08 diciembre 2005

Enfermos y la investigación médica

La investigación de cualquier tipo finalmente se convertirá en un negocio; un nuevo producto, un nuevo procedimiento para refinar algún metal, algún nuevo método para efectuar un transplante de órganos o clonar células, etc. Es decir, los que efectúan investigación, los que la patrocinan, los que la financian, esperan finalmente verse retribuidos económicamente.
Han visto la cara que ponen los médicos cuando le presentas un examen de sangre y te dicen: está todo normal, pero... o cualquier otro examen y le agregan el consabido, pero... Claro, eres un potencial conejillo de indias para continuar investigando, probando nuevos remedios, practicando no en ratones y otros animales, sino que en humanos de carne y hueso y vivos aún.
Mi proposición es que todo enfermo, que sea un posible caso, digno de estudio, de futura operación, sea compensado monetariamente por la Universidad, clínica o cualquier otro establecimiento que desee experimentar con él.
Sí, que la cosa sea al revés, aquel que tiene una enfermedad poco frecuente, los que podrían ser sometidos a operaciones difíciles, separación de siameses, etc. sean remunerados por el organismo que desee que sus médicos practiquen y adquieran experiencia con su caso. No como ahora que el pobre enfermo, al que a toda costa desean prolongarle la vida, importándoles un comino la calidad de vida futura que tendrá y mas encima tiene que pagar sumas exorbitantes que por supuesto liquidan a familias completas.
Bueno, mi idea es que esta situación cambie. ¿Quién quiere opinar? o estoy muy equivocado.

3 comentarios:

dasi dijo...

Bueno hace rato que las investigaciones son un mero negocio, no es noticia nueva... me impresiona cuando dices que en vez de experimentar en animales se experimenta en humanos, das a entender que la vida dentro de un cuerpo humano tiene más derecho a ser respetada que si está dentro de un cuerpo animal... ¿acaso el animal no tiene también un cuerpo de carne y hueso como el tuyo? pero más importante que esto, pues al final los cuerpos son materia que se desvanece... ¿qué es lo que le da vida a esos cuerpos de materia ya sean de animal o de humano?... El alma es espiritual y es la que impregna de vida los cuerpos y así como tú tienes derecho a vivirla vida que Dios te designó debemos permitir que los animales también lo hagan... Es de mentes enfermas pensar que por que un cuerpo es diferente al mio puedo entonces privarlo de libertad, someterlo a crueles experimentos, y llegar hasta asesinarlo como en el caso de los mataderos... Recomiendo que vean los dibujos que están en: http://www.officebap.com/sevakunja , allí en una forma suave se muestra una realidad que es terrible.

Anónimo dijo...

Estimado jorval:la utilización del hombre como especimen de investigación científica o seudo científica,es de larga data;sin entrar a la historia y relato de los límites a que puede llegar la soberbia científica en estos casos,muchas veces sin nobles propósitos de proteger la salud humana sino con evidentes objetivos utilitaristas y comerciales(pensamos en patentes de genes humanos por laboratorios,en medicamentos encarecidos para elevar sus precio,y otros inconfesables por quienes gestionan con embriones humanos),como una especie de virtual lenitivo para estos excesos de la ciencia en su manipulación por los científicos,te puedo afirmar que ya en legislaciones de paises más preocupados que el nuestro en estas materias,se ha prohibido toda investigación en seres humanos,sin el debido consentimiento de quien será objeto de la misma;ello,previo una información veráz,leal,objetiva y comprensible como suficiente de quien se prestará a ésta.Algo es algo,y si bien por cada virtud a varios defectos,a lo menos existirá un freno para aquellos audaces que creen que todo se puede en mérito del conocimiento científico olvidando que la ciencia tiene límite,cual es,el de la dignidad humana que es consecuencia y resultado de su creación como ser trascendente de su simple vida material.Esperemos que nuestros legisladores no olviden que el principal derecho humano es el derecho a la vida y la protejan desde su dignidad que es precisamente lo que nos diferencia de otros animales.
OSROVALMODO

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo Jorvalito, perdóname lo cariñosa. Te lo digo desde adentro; soy médico. Uno de esos que con el pasar de los años se han asqueado de ver convertirse lo que era un arte mayor en un pingue negocio.
Yo he tenido una idea mejor que la tuya, sin embargo.
Fíjate que si los que ejercen el arte de curar fueran sostenidos, como los artistas del Renacimiento, por mecenas (el mecenas estado, por ejemplo), los que decidieran dedicarse a la labor de conocer y aplicar sus conocimientos para mejorar la vida humana (no su longitud, sino su calidad)tendrían el incentivo de lucir en su arte, de explotar su talento y se independizarían del triste rondar por los tarros de basura recogiendo espinazos de pescado para comer. Te has preguntado alguna vez, como cliente que eres ahora de tu doctor de cabecera si el que tu estés siempre sanito le conviene. A lo mejor tu doctor quiere verte más seguido ( y a tu bono o tarjeta de crédito) A lo mejor deberías sentirte un poquito mal, por ejemplo, por comer carnes rojas, o grasas animales, que asco; que son las mismas cosas que comió tu abuela que se murió a los 95 años, sin saber que el colesterol la estaba matando a tan temprana edad e insistía en echarle ají de color disuelto en manteca de ¡cerdo! a los porotos granados. Tu debes ser inteligente: no busques evidencias por tí mismo, las mejores evidencias te las entregan gratis los medios de comunicación para facilitarte la compra.