28 septiembre 2006

Carta de un sacerdote católico.

Hola amigos, mi primo me ha enviado esta carta del padre José Agustín Orellana en la que nos da su visión del Chile actual y nos conmina a actuar en defensa de nuestra Fe y valores. ¿Y tú, qué opinas?

"Queridos amigos.

El 18 los chilenos celebramos un aniversario Patrio más. Es un DIA de acción de Gracias por tantos beneficios recibidos a lo largo de nuestra historia.

Desde el comienzo fuimos especialmente bendecidos por Dios.

Primero que haya sido la España Católica la que descubrió el continente y organizó la evangelización –tan cuestionada hoy por grupos ideológicos anti católicos-fue un gran bien, pues con la llegada de los españoles se fundan ciudades y se organizan las distintas estructuras sociales que irán conformando nuestra Patria, se mezclan con los pueblos originarios dando origen a lo que podríamos llamar “la raza chilena”. Con los españoles nos llega la cultura, el idioma, y sobre todo nuestra Fe Católica, creer en Jesucristo y recibir el bautismo, es el mejor regalo que hemos recibido.

Luego la Independencia. Nuestros Padres de la Patria eran ‘con sus defectos y virtudes’ hombres de Fe. NO fueron masones, eso es otra mentira histórica, los masones tienden a masonear a los muertos, además cuando están vivos no tienen el valor de dar la cara.

Recordemos que O´Higgins consagró la independencia a la Virgen de Carmen y que nuestros soldados en la guerra del Pacífico llevaron el santo Escapulario del Carmen en su pecho. Prat también la medalla del Sagrado Corazón. Portales fue sepultado en la Catedral, si hubiese sido masón le hubiera tocado el cementerio civil, no una Iglesia Consagrada, igual cosa los hermanos Carrera.

En fin Chile ha sido creado y liberado por católicos, es nuestra santa Religión sello de nuestra identidad. No le pueden sacar el alma a Chile.

En cuanto a estos tiempos que vivimos podemos decir que si bien el país se ve desarrollado y las nuevas carreteras nos ahorran tiempo, no puedo decir que he quedado contento y satisfecho de mi viaje. No me refiero, por supuesto a las visitas a los amigos y familiares, sino al país mismo.

Conversé con jóvenes que casi no creen o la fe se les ha transformado en un puro sentimiento, no conocen las verdades fundamentales de nuestra Santa Religión y menos se adhieren a los mandamientos. Se les ha dado una fe soft, linda, sentimental, guitarrera y barata. Y tenemos las consecuencias.

Espanta la televisión con su chabacanería, vulgaridad y mal gusto.

Vemos además que de modo oficial se busca corromper a la juventud, promocionando una sexualidad desordenada a través de programas de gobierno de educación sexual y entrega de abortivos a diestra y siniestra.

Quizás les parezca pesimista el panorama que veo, pero no es así. La verdad duele, pero conociéndola es la única manera de mejorar.

Respecto al problema juvenil; formar, educarles en el santo temor de Dios, enseñarles el catecismo, los mandamientos. Los jóvenes son capaces de cosas grandes, pero muchas veces se les trata como seres no pensantes, se les da todo hecho, no se les forma la voluntad, menos en las virtudes. El fin de semana es pasar entre disco y disco. ¿Han pensado los padres que las discotecas son ocasión próxima de pecado?, vean el ambiente ¡vayan a ver donde están sus hijos! Se puede pasar bien siendo buenos. Los jóvenes que tenemos, los hemos educado nosotros.

La solución al problema de la televisión lo tenemos en nuestras manos, NO vea tanta tele y NO vea los programas malos y si algo ofende a Dios o a sus enseñanzas, manifieste su malestar por medios legítimos.

En cuanto a la educación son los padres los primeros educadores de sus hijos, el Estado puede subsidiar pero nunca reemplazar y menos ignorar a los padres. Exijan respeto a sus principios.

Y respecto a la cosa pública no apoye con su voto personas que después irán contra Dios y sus leyes, punto. Las personas que hoy promueven la píldora, trajeron el divorcio y van a traer el aborto fueron elegidas por los chilenos en Chile, no por los marcianos.

La Fe no es algo para guardar en el ropero, Dios nos pedirá cuentas. Nuestros Padres de la Patria serán nuestros jueces más severos. Fueron hombres de Fe. Invocaron a Dios y a la Virgen para lograr nuestra independencia somos herederos de una cultura que se pierde porque no hacemos nada, fuimos ricos, ahora somos míseros. Aun podemos recuperar algo de la herencia perdida.

El año 1946 se Consagró Chile a los Sagrados Corazones de Jesús y de María al finalizar el Congreso Plenario de Obispos .Este año se cumplen 60 años y 80 de la Coronación de la Virgen como Reina de Chile.

Que la Virgen de Carmen Reina de Chile y Generala de nuestras Armas, nos proteja y consiga las gracias necesarias que nos permitan restaurar en Chile el Reinado Social del Corazón de Su Hijo.

VIVA CHILE

Con mi bendición

P José Agustín Orellana"

1 comentario:

Achevé dijo...

Fuerte pero real la opinión del padre. Triste que esto pase en mi patria.

A los que no somos católicos "a mi manera" y nos esforzamos por tratar de serlo a la manera de Cristo se nos suele tildar de fanáticos; sin embargo, la mayoría estamos dispuestos a luchar por nuestros valores y creencias aunque seamos pocos. Con la ayuda de Dios, no puede irnos mal.

Como Jesús decía en el evangelio de hoy; "si no están contra mi, están conmigo". Por inducción podemos decir que los que no están con Él, están contra Él.