08 julio 2006

"Adios, hermano mío" de John Cheever

Estimados amigos, recién terminé de leer el excelente cuento "Adios, hermano mío" de este escritor estadounidense. Me encantó porque está narrado en forma ágil, entretenida y directa con palabras comunes y corrientes. El tema: las relaciones de convivencia entre hermanos y cómo el carácter de sólo uno de ellos puede amargarle la vida al resto.
Pero esto no es lo que me interesa compartir con ustedes, sino que preguntarles su opinión acerca de la extensión de los cuentos. Este no es corto, más bien largo. Hay escritores que opinan que los cuentos deben ser cortos, cortísimos, de no más de 400 palabras. Tú, ¿qué dices? ¿largos o cortos?

3 comentarios:

Achevé dijo...

Opino que la longitud de un cuento no tiene importancia. Para mi, un cuento es un relato de un solo evento en la vida de los personajes y que tiene la estructura literaria clásica: introducción, nudo y desenlace.

dasi dijo...

No hay reglas, si es corto y malo nada lo salva, si es largo y fome, pero... si es corto y bueno, genial, si es largo y bueno, genial también... no somos robots... aún

dasi dijo...

oye quería opinar sobre tu elección de los cuentos que publicarás en agosto en el libro ese que me contaste, aparte del hermana cual más pondrás?