12 julio 2008

Agonía de Eluana


Fernando Chomalí G. Obispo Auxiliar de Santiago, miembro de la Pontificia Academia para la Vida nos relató en el El Mercurio de Santiago de hoy 12 de julio, la historia de Eluana Englaro, mujer que está postrada en estado vegetativo persistente desde hace 16 años.
Monseñor Chomalí nos da 3 razones por las que considera que la decisión de la Corte de Apelaciones civiles de Milán de autorizar que se suspendan los tratamientos de alimentación e hidratación solicitados por el padre de la joven es grave.
Soy católico observante pero estoy en completo desacuerdo con lo que él plantea. El encarnizamiento terapéutico lleva a una muerte indigna que se demora sin ofrecer nada a cambio, sólo sufrimiento y humillación. Nació hace 50 años con el avance de la medicina que permite prolongar la vida por medios artificiales.
Solo quiero preguntar si alguien considera suicidio o algo parecido la decisión de Juan Pablo II de rechazar la opción de regresar al hospital Gemelli cuándo su situación requería la asistencia de un respirador artificial y el empleo de una sonda para su alimentación.

1 comentario:

Ashniet dijo...

Creo que si la persona dijo cuando estaba bien que prefería morir que estar postrada, está bien que la desconecten. Creo que es una opción personal y debe respetarse, cualquiera sea.

Saludos